Página 16 - NA01-2

Versión de HTML Básico

D
e
la
sociedad nadie
sale
ileso
16
oportunidad te hará mejor inmediatamente, él lo sabe, pero
todas juntas suman experiencia y de ellas no se puede nunca
sacar un resultado negativo.
En una visión superficial, él siempre dijo que su trabajo
en la imprenta, cuando tenía 21 años, fue desastroso, tenía
unas responsabilidades nada acordes con su sueldo, y unas
condiciones laborales deplorables. Pero gracias a todo ello,
gracias a la ineptitud de sus dos jefes en el sector que creían
estar defendiendo, Alejandro, creció a pasos agigantados, se
enteró de lo que valía un peine y de lo que, por el contrario,
no valía nada. Supo, desde el día que dejó el puesto, que de
un fracaso se aprende, pero hay que espabilarse y abrir los
ojos, de otra forma nunca se levantará la cabeza.
Acabó en 2013 sus estudios de diseño gráfico y con ello
reafirmó su posición de que, lo que la escuela te pueda ense-
ñar, nunca llegará al nivel de lo que tú puedes aprender.
Poco tiempo dedicó a la espera y a la relajación, de inme-
diato se puso manos a la obra para intentar poner en marcha
importantes ideas que constantemente salían de su cabeza.
Tuvo la suerte de trabajar varios meses en el sector editorial,
meses que bien le sirvieron de ayuda y preparación para, esta
vez, lograr materializar sus siguientes proyectos.
Cumplidos los 23 años, la experiencia que llevaba adqui-
rida y que él, acertadamente, valoraba como poca, le llevó a
publicar la primera edición de
De la sociedad nadie sale ileso
,
un libro que como leeréis a continuación hace una crítica
constructiva de todo lo que no nos permite mejorar como
personas, también nos da pistas y nos marca el camino de
cómo levantarnos después un posible traspié social. No sólo
esa experiencia, sino la gran oportunidad que tuvo a la hora